12/1/2009

Como ser un buen marido (Parte 1)


Ser marido es una tarea difícil, muy difícil, que sólo los verdaderos machos son capaces de llevar a cabo. La actitud mas común entre los hombres hoy en día es: "Conceder y hacerse el tonto", es una manera fácil de sobrevivir, de llevar la fiesta en paz y demostrar que son ellas las que han ganado y que a nosotros ya no nos quedan huevos para asumir nuestro rol de jefe en la familia. La mas patética de nuestras derrotas es cuando reconocemos que tenemos el poder en la casa porque tenemos el poder del control remoto, señores por favor, el control remoto es para que la esposa se lo meta en el culo cuando molesta demasiado.

tnremotes1011
Seamos sinceros si las mujeres han tomado miles de derechos que no le corresponden se debe básicamente a que los hombres las hemos dejado, somos, en parte culpables de el estado de las cosas. Pero gracias a dios, no todo está perdido, todavía podemos revertir la situación si es que nos asumimos primero como machos. Pero veamos paso a paso que cosas deben ocurrir para que seas el amo de tu hogar.

Primero y fundamental, la razón la tienes tu y punto eso la esposa no lo debe nunca discutir, si quieres salir a comer, se sale a comer, si quieres ver fútbol se ve fútbol, si quieres que te la chupen te la deben chupar. Si eso no pasa, es porque ya has concedido tus derechos durante demasiado tiempo, debes retomar el mando, el cazador de mamuts eres tu, el proveedor eres tu, debes tenerte confianza. Hay miles de estrategias, desde las cavernícolas: "Acá mandó yo y no se discute" hasta las filosóficas "mi amor, tratemos primero mi solución si nos va mal tratamos la tuya", la suya nunca se va a tratar pero das la impresión de ser democrático. Debes aprender a manejar la correa ni demasiado corta ni demasiado larga, eso lo sabe cualquier buen entrenador. cierto, es difícil, pero no imposible, una mujer que siente que su marido tiene el control comienza poco a poco, y de forma callada, a admirarlo, a saber que ella está en un barco donde hay un buen capitán.

Esposa venerando al marido 
Algunos amigos míos resuelven este problema logrando que la mujer (ellos siempre tienen un nombre degradante para ellas del tipo perra, puta, hembra, etc. ) se convierta voluntariamente en esclava sumisa. Esto es extremadamente complejo de lograr pero ellos con infinita paciencia lo logran (pero este será tema de otro post).

Pero siempre se puede lograr que la mujer acate los mandamientos de su esposo. Es una tarea cotidiana, que no debe ser olvidada, como lavarse los dientes, debes lograr que tu esposa voluntariamente te obedezca. En este blog no apoyamos la violencia gratuita, tu esposa no es, en ningún caso, un saco de entrenamiento de  boxeo, pero si debe ser castigada en las formas que ella pueda ir aprendiendo a cumplir su rol. Dejamos a la imaginación de los lectores los tipos de castigos que deben primero discutir con sus esposas y después ejecutar como amos de la casa.

 Esposa devota castigada por mal comportamiento

Otra cosa que deben entender los maridos es que están casados con un ser que necesita de su leche todos los días, nunca deben descuidar darles su lechecilla diaria, de lo contrario la mujer no entenderá para que sirve y debe saber que aparte de ser una obediente esposa además es una esposa deseada. Esto hará que se sientan hermosas y plenas. Conozco casos en que esto no ocurre y tarde o temprano la mujer, que no es mas que una hembra caliente, busca otro macho que cumpla ese rol. Obviamente si su esposa se acomoda y se transforma en una vaca cerda llena de grasa deben hacerle saber que así no es la cosa, que ella debe estar deseable, sino el macho también tiene el derecho (que de todas forma tiene) de buscar carne mas firme.

Esposa feliz con leche del marido

Una mujer siempre quiere leche, sea en la concha, en el estómago, en el culo, o en  la cara, su necesidad láctea es infinita, y esto está bien. Ellas generalmente no les gusta admitirlo pero son seres mucho mas sexuales que los machos, son capaces de tener, en manos de un macho que se respeta, múltiples orgasmos. Debemos lograr que nuestra esposa descubra su sexualidad y tomar ventaja de ello. Un castigo muy fuerte para una mujer acostumbrada a sus orgasmos es prohibírselos hasta que no alcance cierto nivel, o haga cierta acción, deseada por el marido. Esto último no significa que el marido no tenga su sexo cotidiano sólo que a la esposa le está negado, con el sexo oral, o el sexo anal en las primerizas, generalmente no alcanzan el goce pleno y se sienten frustradas, se les debe también prohibir la masturbación, o si el marido es realmente macho, hacer que se masturben hasta llegar al punto de pedir a gritos que las dejen terminar, en ese punto el marido le recordará el porque le está negado el placer diciéndole: "Como eres una mala esposa  no has hecho lo que debías lo tienes prohibido". Es preciso ver el poema que es la cara de la hembra caliente cuando no alcanza el orgasmo.

Esposa al borde del orgasmo

En el siguiente post veremos paso a paso las cosas que una esposa reverente de su marido debe hacer.

 Esposa lista para ser usada en el bosque

No hay comentarios.:

Publicar un comentario