5/10/2013

Feliz cumpleaños mi linda Sumisa


Sólo para dejar constancia que hoy mi sumisa querida cumple años, la linda colombiana que gracias a este blog encontré, la turbulenta hembra que deseaba ser una sumisa amada, la hermosa mujer que nunca quiere admitir que vale su peso en oro hoy día gana edad. A ella, a su esfuerzo, a todas las muestras de amor y entrega que me regala, a su muy extraña manera de haber logrado, a través de su siempre mayor sumisión, dominar casi completamente a este macho dominante.

Mi Sumi Kiara logra que todos los días yo esté dispuesto a matar a todos los dragones, y que vuelva a ella sabiendo que encontraré esa rara paz que me brinda. Dispuesta siempre a mejorar, y a recibir los castigo que de vez en cuando se merece sin protestar. Lista para hacer siempre feliz las tareas que le encomiendo por muy difíciles que le parezcan.  Sabiendo siempre su lugar y lo que debe hacer.

Un día espero poder escribir su historia y a través de ella demostrarle a tantas hembras que se dedican a pelear por un poder que no les hace falta que la felicidad está en aceptar los roles que nos corresponden a cada sexo. Y que hacerlo no nos hace ni mejores ni peores, sólo más responsables por el otro. He de reconocer que preocuparme por tantos detalles de la vida de mi sumisa a veces puede resultar muy pesado, pero dejar de hacerlo creo sería la pero de las traiciones.

Si someterse a la voluntad de otro es la mayor prueba de amor, entonces debo trabajar cada día para merecer el regalo de la sumisión de la hembra que amo.

29/9/2013

¿Se enamora un machista?


Sé que la pregunta puede sonar algo fuera de contexto, aunque muchas hembras lo han pensado ¿Serán los machistas capaces de enamorarse? Dentro de tanta dominación y sumisión ¿Habrá lugar para algo parecido al amor? ¿Es el machista un ser sin sentimientos que sólo necesita dominar a su hembra? Las preguntas pueden parecer algo forzadas, mezclar amor y machismo en una misma frase puede parecer un oxímoron.  Sin embargo la duda es válida y espero que mis respuestas puedan ayudar a despejarlas.
Los machos amamos a las hembras eso es indiscutible, sentir no te hace más o menos machista, te hace humano, y aunque a muchos a veces no nos gustaría dejarnos dominar por los sentimientos debemos reconocer que hemos sucumbido a ellos más de una vez. Desde las simples ganas de poseer a una hembra cuyos atributos físicos nos hacen desear que el tiempo se pare y probemos el dulce sabor de la eternidad cuando se nos entrega. Hasta los complejos meandros de la ausencia de esa hembra que no sabemos ni porque razón ni por cual motivo está en nuestra mente cuando nos despertamos, invade todos nuestros pensamientos diarios, y nos llena los sueños. La explicación biológica puede ser simple, el amor, al igual que muchas drogas, crea dependencia,  síntomas de carencia y logra que deseemos que esa hembra especial esté siempre a nuestro lado. Amigo machista si eso te ha pasado déjame decir que en eso no hay nada malo, nos pasa y espero nos sigas pasando.
Pero lo que nos hace a los machistas distintos a los demás es que sabemos que nuestro rol es de dominar a nuestra hembra, y eso no lo olvidamos, sin dejar de amarla. Sabemos que es por su propio bien, y por el bien de la pareja que deseamos formar. Una hembra, por muy enamorado que uno esté, debe ser corregida, debe obedecer nuestros deseos. Y no por mero capricho, no, sino porque entendemos que la hembra necesita de nuestra guía, de nuestras decisiones, de nuestra fuerza. Madre natura ha puesto el don de mando en el macho, no en la hembra, los hijos, es un ejemplo, obedecen mucho más al padre que a la madre, y siempre lo respetan más, eso no es casualidad.
En la pareja el macho guía y la hembra sigue, obedece, acata. Es no le quita una pizca al sentimiento. Al fin y al cabo un macho enamorado da hasta la vida por su pareja, la cuida, sabe su valor, la aprecia. La hembra enamorada sabe que su macho se esfuerza por ella, y ella lo devuelve siendo la hembra sumisa que necesita, es el puerto donde el macho llega y está tranquilo, ella es feliz junto a él, se siente protegida y querida.
En resumidas cuentas creo que es válido enamorarse sin olvidar los principios del machismo: El que manda es el hombre. Muchas hembras me han preguntado sobre el tema, espero que este blog sirva para clarificarlo. La hembra enamorada abre las piernas, entrega su concha mojada y disfruta ser el objeto que tanto placer le da a su macho.

23/8/2013

¿Qué hacer cuando la hembra engaña al macho?


En un post anterior (Cuando la esposa engaña a su marido) toqué el tema de la infidelidad de las hembras, lo enfoqué desde el punto de vista de la naturaleza misma de las hembras y de su innata necesidad de sentir en ellas el poder de la verga masculina. Un lector de este modesto blog acaba de vivir esta nefasta situación y, más que tratar de entender el porqué las hembras engañan, lo que necesita es que hacer en forma practica ante tal situación.

Pero antes de explayarme sobre lo que se debe hacer déjenme aconsejarlos con lo mas obvio: Un hembra que recibe su ración de verga todos los días rara vez engaña al macho, básicamente por dos razones, la primera y evidente es porque está sexualmente satisfecha,  rara vez una hembra satisfecha busca diversión por otros lados, la segunda razón es que clavándote a tu mujer todos los días le estás también diciendo que es deseable, que es hermosa, al fin y al cabo que la quieres. Por eso el sexo continuo es uno de los cimientos de la fidelidad, sino vean a todas las mujeres enamoradas de Christian Grey, que le garantizaba a Anastasia Steele su ración cotidiana.

Pero este es el consejo para que no ocurra y ¿Qué hacer si ya ocurrió? ¿Cómo se enfrenta? Como todo en la vida hay variedades, se debe considerar cuanto aprecias las cualidades de tu hembra, cuan femenina es, cuanto te ayuda en la vida, si concluyes que no es la hembra que necesitas a tu lado lo más facial es pulsar el botón de eject y salir de caza inmediatamente, no se merece un largo luto, y hembras buenas hay muchas, tal vez no tanto como nos gustaría, pero de que las hay las hay. Seguro que no te vas a quedar solo.

Ahora si la hembra que te importa de alguna manera la putita que te engaño lo recomendable es hacerle ver, con toda la severidad que eso implica, quien es quien manda en casa. Las salidas quedan obviamente suspendidas, los regalos y consideraciones se terminan hasta nuevo aviso. Pero sobre todo, debes tomar la palma de tu mano, o una buena fusta o paleta, y todos los días durante al menos una semana aplicar un severo correctivo, como mínimo cincuenta palmadas (o fustazos o paletazos)  todos seguidos por el correspondiente agradecimiento de la hembra por preocuparnos por su educación. Después de castigarla oblígala a que satisfaga tus necesidades, pero preocúpate de que no obtenga nada de placer, esto también es parte del castigo. Utiliza su ano sin lubricante, sólo con su saliva basta, oblígala a limpiar tu verga después de usarla. Se creativo sabes que cosas le molestan y hazlas todas.

Sería también recomendable humillarla, como ella lo ha hecho, tal vez invitar a sus mejores amigas, y sus maridos, y obligarla a vestirse como la prostituta barata que es y maquillarse como payaso. Una micro-falda con un hilo dental, o sin el, calzada muy alto, que cubra muy poco el pie y que le sea difícil caminar,  portaligas que se vea erótico con medias de encaje a tono, un escote que nada deje a la imaginación. El todo claro está combinando un color rojo bien chillón con las medias que deben ser negras o blancas. El maquillaje debe ser exagerado, labios terriblemente rojos, pestañas postizas tamaño súper largo y los ojos sobrecargados. Que luzca como una zorra. Durante la reunión debes hacer dos cosas principalmente, manosearla todo el tiempo, para que quede claro su naturaleza de perra y darle ordenes todo el tiempo usando lenguaje despectivo, si comete un error no dudes en reaprehenderla fuerte frente a todos. Esto lo puedes repetir todas las veces que creas sea necesario hasta que el mensaje haya entrado en su pequeño cerebro femenino.

Entonces dos cosas, el castigo y la humillación, ambas como consecuencia directa de su mal comportamiento. Es necesario señalar que existe la posibilidad que ella no soporte esto y decida perderse tu compañía, realmente eso no importa, mas vale una mujer fiel que miles de infieles.

22/8/2013

¿Quieres ser una mujer feliz?


Este post va dedicado a todas las lectoras de este blog, eminentemente machista. Tanto a las que llegan de casualidad, se ponen a protestar como gatitas en celo por las atrocidades que somos capaces de decir y se quejan con vehemencia por el trato “políticamente” incorrecto que reciben por parte de este macho, como a aquellas que llegan por estos lares y se sienten bien, se sienten tranquilas, se siente completamente femeninas, a las que piden consejo y se leen todos y cada uno de los posts (me he enterado que hasta los imprimen, mi ego se los agradece).

Las complicadas y contradictorias hembras, que es como llamamos a las mujeres en este blog ya que no son más que la contraparte del macho de la raza humana, tiene ante ellas dos caminos diametralmente opuestos.

Por un lado está el camino del enfrentamiento, el de la pelea, el de la eterna lucha por el supuesto poder, el camino que las lleva a confrontar al macho en todos los terrenos y de todas las formas, el camino que les impide aceptar y aceptarse, el camino que al final del día sólo las lleva a la soledad más atroz y a la desdicha. En esta ruta que va directo al precipicio, no solo de ustedes sino además de todos, las hembras no aceptan que deben ser las reinas y que su reino es el hogar, su dominio es la felicidad de su familia y su señor es el macho que las cuida y las soporta.

Para el otro lado esté el camino que les enseña a entenderse por lo que son, el que las ayuda a aceptar que definitivamente no somos iguales, gracias a dios por eso, y que su rol está en casa, cuidando a la familia, pero sobretodo al macho que decidió compartir parte de su vida con ustedes. Ese camino las lleva a realizarse,  a sentirse amadas, a saberse queridas y cuidadas, y es obviamente al final a ser felices.

Esas son las opciones que se presentan frente a las hembras, aunque en honor a la verdad debemos admitir que entregarse a  un macho también puede tornarse una tarea difícil. compleja y hasta dolorosa. Un macho, que entiende la esencia femenina, sabe que el es responsable de educar a su hembra, que sobre sus hombros cae el peso de tener que someter y moldear, que el es el encargado de repartir la disciplina que tantas veces necesitan las hembras, díscolas por naturaleza.

Estimadas, el camino a sentirse realizadas, queridas y felices no es simple, no es un paseo por el parque. Creo que se necesita ser una hembra valiente pare emprenderlo. Sin embargo, y basado en la experiencia y la observación de muchas parejas exitosas, estoy convencido de que vale la pena ser emprendido. Sospecho que someterse en cuerpo y alma a su hombre no es un tarea que se pueda tomar a la ligera, pero que las llevará a un lugar donde se sentirán muy bien, profundamente femeninas y realizadas.

16/8/2013

Mi hembra es Karateka


Un lector de este blog nos plantea el siguiente problema, algo complejo. El, para que su hembra esté en forma, la inscribió en cursos de Karate. Ella en su casa es una esposa correcta y se somete a lo que su marido le indica, al parecer son una pareja feliz y regida por las normas que este rincón propone. Hasta acá todo bien, con la practica del deporte el cuerpo de una hembra es siempre deseable y se mantiene en forma, nada de lo cual preocuparse. El problema surge cuando ella avanza en la practica del Karate, le va muy bien y logra obtener un cinturón negro, o algo parecido. Acá surge el problema para nuestro amigo, le es difícil pensar en castigar a su mujer ya que ella podría, en teoría, enfrentarlo y, al tener buenos conocimientos de un arte marcial, está capacitada para ganarle en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo sin mayores problemas.

Al respecto me surgen varias dudas, sin menospreciar en ningún momento a nuestro lector que entiendo llego a esta situación con las mejores intenciones. Primero que nada las artes marciales son un arma, y como toda arma debe ser entregada a las personas que pueden usarla sin que, en principio, nos puedan traer problemas. Así como no se le debe entregar una metralleta a un niño, no creo que sea buena idea que tu pareja practique un deporte de combate a menos que el macho también lo practique y pueda siempre mostrar su superioridad. Una hembra debe practicar danza moderna, gimnasia rítmica, aeróbicos, pole dance o cualquier deporte que sirva para formar y mantener su cuerpo, no me parece que sea una buena idea que practique karate o sumo o taekwondo, si eso te va a impedir ejercer tu dominio sobre ella.

Por otro lado también es cierto que puedes dominar en una relación, y castigar a tu hembra cuando así sea necesario, sin ser obligatoriamente el que más fuerza, o experiencia de lucha, tienes. La dominación debe partir desde ti, desde tu cerebro, desde tu fuerza interna. Existen dominantes que logran someter a su hembra sin ser obligatoriamente grandes y fortachones. Por que son mas fuertes mentalmente, porque las hembras son, por lo general, mucho más emocionales y se dejan controlar por las emociones, pero sobretodo porque tu sabes que debes mandar y de ti nacen las actitudes necesarias para que eso ocurra. Si la fuerza, o la técnica, de tu hembra te da miedo, obviamente no podrás dominarla, pero si tu sabes que tu mandas y no le tienes miedo entonces si lo lograrás.

Otra posible solución sería que tu también te pongas a practicar artes marciales, logres alcanza los niveles necesarios y pierdas el temor que sientes. Los macho siempre manejamos mucho mejor las técnicas de combate que las hembras, o en la mayoría de los casos.

Lo que no debe pasar nunca es que el macho tema ser el dominante, siempre tu mandas, siempre se hace lo que tu piensas que es lo correcto y siempre el hombre debe proteger a su hembra.

13/8/2013

Algunos comentarios sobre este rincón


Hace bastante tiempo que no escribo, tómenlo más como unas vacaciones que como un abandono del blog. Lo bueno es que ahora tengo muchos temas por desarrollar que espero sean del agrado de todos los amigos lectores del blog.

Pero empecemos por algunas meditaciones sobre el blog y sus lectores, por una vez detengámonos a mirarnos y veamos cuales son los comentarios que se han publicado. Debo hacer notar que este blog es machista, pero democrático, acá se publican todos los comentarios, no creo que se me pueda acusar de haber censurado a nadie. Es una extraña combinación, la de ser machista pero demócrata,  pero siempre he creído que es de sabios escuchar las opiniones de todos así no sean de mi agrado.

Si se toman el tiempo de leer detenidamente los comentarios de muchos posts verán que podemos dividirlos básicamente en dos grandes grupos. Por una parte están las feministas que atacan e insultan al autor, y a las hembras que han tenido a bien publicar sus experiencias en el Rincón del Macho. Y por otro lado encontramos muchas hembras que piden consejo y ayuda para asumir mejor su rol, y sus ganas, de ser sometidas por un macho de verdad. Podríamos también consignar un tercer grupo de amigos del blog que me han alentado a seguir escribiendo y a no abandonar este reducido espacio de valores machistas.

A las del primer grupo, a las hembras que quieren que sus derechos se respeten, que se les debe tratar como iguales, que si uno piensa que el lugar de una hembra es en casa cuidando a su marido es un cavernícola reinventado, que un macho no debe, bajo ningún concepto, hacer que se le obedezca en su reino, a aquellas que temen que se les castigue si cometen una falta, a nuestras amigas feministas gracias a las cuales en parte el mundo está como está. A ellas y a aquellos hombres que han sido arrastrado por los pensamientos modernos de igualdad de sexos mi más sentido pésame. Estoy seguro que se acordarán de mi cuando su hombre, tratado como un igual, las deje por una hembra que si sabe lo que debe hacer, a ellas, a las que no quieren hacer nada para agradar al macho que se preocupa por cuidarlas, les vaticino un mundo triste y solitarios, y lo peor con hijos sin padre ni guía. Sé que en parte no es culpa de ellas, sino de esta sociedad donde el dolor es mal visto y todos debemos pasarla bien. Déjenme darle las malas noticias, no somos iguales, y gracias por eso, ni biológicamente, ni emocionalmente, ni intelectualmente.

Madre natura en su inmensa sabiduría, sin entrar en temas teológicos, nos ha hecho diferentes, para cumplir roles diferentes y esa diferencia es la que en este rincón valoramos. Es cierto pensamos que en casa debe dominar el macho, que es el genero masculino el que mejor toma decisiones, pensamos que es el macho quien debe sustentar un hogar, que debe esforzase para unir a la familia y debe proveer con los medios económicos para que así sea. Es más, en este rincón pensamos que no todos los hombres son machos, no por elecciones sexuales distintas, sino porque un macho es un hombre que se pone los pantalones y manda en casa, que hace que su hembra le obedezca y sea la sumisa que el desea. Las mujeres se enamoran a rabiar cuando conocen un macho, cuando se dan cuenta de que ese hombre las va a proteger y que las va obligar a ser la mejor hembra que pueden ser. Las mujeres saben,mejor dicho sienten, cuando están frente a un macho, aunque muchas veces no lo quieran reconocer.

Claro que podrán insultarme, agredirme, tratarme de todos los nombres vejatorios que su escaso intelecto les permite. En parte sé que me he convertido en una especie de pararrayos donde descargaran su ira. Lo que más me causa gracia, eso sí, es que generalmente lo hacen después de haber leído, sino todo el blog, muchos de los posts ¿Será que sienten un irrefrenable deseo de saberse dominadas, acompañadas y guidas? Las hembras necesitan del macho digan lo que digan, griten lo que griten. La vida me ha enseñado eso.

El segundo grupo de comentarios, y todos los emails que recibo, giran en torno a la ayuda que necesitan muchas hembras para llevar a cabo su rol de sumisa. Siento, muchas veces, que me he convertido en una válvula de escape para muchas amigas que saben lo que quieren pero no tienen donde conseguir los consejos necesarios. No es una queja, mi correo (darthmerv@gmail.com) siempre estará abierto a las hembras que deseen emprender el camino correcto. Pueden seguir contando conmigo y contar con mi ayuda.

Al tercer grupo, a los que apoyan el blog, a los que lo difunden y a los blogs amigos reciban las gracias que se merecen.

31/1/2013

Como la hembra debe preparar el culo


Recientemente una sumisa, que aún se encuentra en pleno proceso de aprendizaje, me contactó porque enfrentaba una problemática muy particular. Ella siempre quiere entregarse completamente a su macho pero su última sesión había resultado algo difícil para ella. Le habían aplicado, como justo castigo por ejecutar mal una orden, un gel mentolado en su conchita lo cual le causó un escozor bastante fuerte y además su anito se resistió completamente a ser penetrado lo que tuvo como resultado directo un dolor intenso en el culo.

Realmente sus preguntas fueron dos. La primera, y más apremiante, era ¿Cómo manejar el dolor que sentía en el culito y en la concha? Todo lector asiduo de las 50 sombras de grey sabe inmediatamente la respuesta: “Ibuprofeno”, eso calma cualquier dolor, realmente lo he usado en muchas circunstancias y hasta el momento me ha dado excelentes resultados cada vez que hay dolor. Además en el caso particular del ano siempre hay cremas especializadas pero tiene nombres diferentes en cada país así que le recomendé se acercara a su farmacia local. En general pienso en las cremas, geles y otros menjunjes si es que dos dosis de ibuprofeno no han dado los resultados esperados (una pastilla cada ocho horas por cierto).

La segunda pregunta que tenía la sumisa era mucho más compleja, y es la que da píe a este post. Ella necesitaba saber “¿Cómo preparar mi anito para entregárselo a mi novio y que no me duela tanto?”.

Una sumisa que se precie de tal debe hacer todos los esfuerzos necesarios para poder siempre satisfacer los placeres de su macho, y esta sumisa en particular, que quiere profundamente al suyo, estaba dispuesta a hacer todo lo posible para lograrlo. Tener el culo siempre listo para el disfrute de su macho era el objetivo que quería alcanzar, pero sobretodo que no le doliera, y de ser posible, obtener placer.

La preparación del culo de la sumisa se puede descomponer en dos partes. La primera cubre todo lo que se debe hacer para lograr tener un culo listo para la acción. La segunda parte ocurre durante el uso mismo del culo por parte del macho.

El ano no utilizado generalmente se dilata con dificultad y se resiste a ser penetrado por el órgano del macho. Además está seco lo que dificulta aún más la penetración. Lo primero que se debe hacer es entrenar el asterisco para ser penetrado, la sumisa puede comenzar introduciendo un dedo cubierto por su propia saliva y dejarlo dentro del culo por una rato. Después de tener el ano acostumbrado a la invasión por parte del dedo se puede retirar, dejar que el culito vuelva a su estado normal y repetir la operación. Una vez que el ano se acostumbra a ser dilatado por un dedo, se debe proceder a meter y sacar rítmicamente el dedo del culo, con esto se logrará que se pase rápidamente del estado normal a un estado dilatado. Se debe tener paciencia y practicar este ejercicio cada vez que la sumisa tenga el tiempo para realizarlo.

Cuando ya un dedo no causa molestia a la sumisa se deba pasar a introducir dos dedos repitiendo los mismos pasos que se realizaron con uno, meter dos dedos dejarlos metidos, sacarlos, volverlos a meter, una vez el ano se acostumbre empezar el mete y saca con los dedos. Por último cuando el ano se acostumbre a recibir los dos dedos se puede continuar el ejercicio con tres. Cabe notar que tres dedos en el culo es el objetivo que se persigue, se puede tratar con cuatro pero el ejercicio que sigue lo hace innecesario.

Cuando tres dedos se pueden meter sin dificultad la sumisa debe empezar a trabajar la dilatación del culo con la ayuda de un dilatador anal que se puede encontrar en cualquier tienda de artilugios sexuales. Los dilatadores anales vienen en distintos tamaños se pueden comprar varios con distintos grosores para entrenar correctamente el culo.

Los dilatadores siempre deben ser usados con una crema para el sexo anal, por acá se llama Love-Lub y se encuentra en cualquier farmacia, sospecho que en otros países se puede conseguir o en una farmacia o en un Sex-Shop. La crema se esparce sobre el dilatador y también debe ser usada en el culo. Con esto se logrará tener el ano correctamente humectado.

El trabajo con el dilatador debe ser similar al del dedo, y se debe empezar por el más pequeño. Primero se mete se deja que el ano se acostumbre, se saca, y se repite la operación hasta lograr que el culo se acostumbre, una vez que el asterisco está acostumbrado se procede con el mete y saca, cuando de nuevo el ano está correctamente entrenado se pasa a un dilatador más grueso.

Cabe notar que algunas sumisas, no pueden o no quieren entrar a un sex-shop para comprar un dilatador anal, por vergüenza, por miedo o por lo que sea. En este caso madre natura nos brinda muchas soluciones, el dilatador puede ser remplazado por una zanahoria, un pepino o un plátano. Obviamente el vegetal se debe lavar bien, y recomiendo en este caso que se meta dentro de un preservativo. El método de uso es exactamente el mismo que con el dilatador anal.

Practicando concienzudamente estos ejercicios en poco tiempo la hembra tendrá un culo que se pueda usar sin causarle problemas. Cabe notar que a los machos siempre nos gusta el culo estrechito por lo cual la sumisa no debe exagerar, no se trata de que entre el puño completo (aunque esto depende del hombre) lo importante es que el culo soporte un poco menos del grosor de lo que el macho quiere introducir en el.

Durante el uso del culo siempre se debe usar lubricante, de no hacerlo el ano se puede rasgar y esto trae muchos problemas.

Espero que estos consejos sean de utilidad para las damas deseosas que su hombre disfrute de su culo sin causarles dolor.

23/1/2013

¿Cómo se deba maquillar la hembra?


En varios post he tocado el tema pero lo he hecho de forma muy tangencial. Hace varios días que quería dedicar un post entero a un asunto que todos los machos sabemos importa mucho a las hembras y en el cual, como machos preocupados por la felicidad y bienestar emocional de nuestras hembras, gastamos sumas considerables con nuestro, arduamente ganado, salario. Me refiero al maquillaje.

Además debo señalar que varias hembras me han contactado con dudas de como maquillarse, de qué forma deben gustarle a su hombre. Debo recordarles que soy machista y no consejero de belleza pero para que no se rompan mucho las pocas neuronas que tiene aquí van algunos consejos.

La hembras tienen la necesidad de maquillarse desde la más tierna edad, es algo que forma parte de su ADN, todas quieren maquillarse, pintarse las uñas, colorearse los labios, delinear los ojos, mejorar el cutis y ocultar las ojeras. Si bien existen hembras que no se maquillan en lo más mínimo y se pasean por la vida con la cara lavada generalmente es más un símbolo de feminismo y rebeldía, que una deseo genuino por no maquillarse. Las hembras femeninas y sumisas siempre se maquillan, siempre invierten cantidades de tiempo y dinero que a los machos nos cuesta mucho tolerar.

La humanidad se ha maquillado desde que ha caminado por la tierra. Los motivos han sido variados y van desde la necesidad de asustar al enemigo, de atraer los favores de algún dios, de representar las características de algún grupo social determinado. Pero el maquillaje que hoy utilizan las hembras no persigue como objetivo el ser reconocidas como sacerdotisas de algún culto, ni guerreras en marcha por nuevas conquistas, ni de pertenecer a una sector social más pudiente. No, lo que quieren las hembras es verse más hermosas de lo que realmente son. Es más, ni siquiera es realmente eso, lo que persiguen las féminas de nuestra especie es el mismo motor que empuja muchos de sus actos, simplemente atraer a los machos.

La hembra se maquilla para verse más atractiva, para sentirse más deseada, para ser considerada más sexy. Como siempre, están compitiendo con las demás hembras por los favores del hombre y el maquillaje no es más que un arma dentro de su amplio arsenal. Si bien existen maquillajes extravagantes y extremistas la mayoría de las féminas se maquillan con el suficiente gusto como para tratar de sobresalir sin caer en exageraciones.

Ahora que tipo de maquillaje nos atrae realmente a los machos, bueno basta mirar a las mujeres y las tendencias más comunes, nos gustan a ver que estén calladas y que nos exciten. Las putas exageran en esto sus labios son pronunciado de un rojo intenso, los ojos se han aumentado con toda una paleta impresionante de colores y la piel ha sido cubierta por una sólida capa de color para ocultar cualquiera imperfección. Bueno una hembra sumisa debe maquillarse en esa línea pero sin sobre exagerara.

Si tuviéramos que obligarlas a maquillarse como nos gusta se verían casi como putas, y eso nos bastaría. Pero en esta sociedad las putas y las que realmente nos calientan los huevos, por las cuales estamos sinceramente dispuestos a salir a matar dragones y llevárnosla para la casa como un regalo de la suerte, son muy mal vista, principalmente por las otras hembras. Así que deben maquillarse casi como putas pero algo más recatadas.

Los labios nos deben dar ganas de morderlos, los ojos deben invitar a que los miremos cuando nos están chupando el glande, y la piel debe ser suave al tacto. Las hembras sumisas deben tener claro que siempre deben atraer a su macho, que siempre deben incitar a ser penetradas por su hombre. El maquillaje debe estar acorde a esto, deben atraer a su macho, por lo que como a él le guste se deben maquillar, y si él no tiene ninguna opinión sobre el particular lo mejor es parecer casi una puta con eso seguro que lograrán tener a un macho satisfecho.

19/1/2013

Trabajando en el tríptico del Rincón del Macho


Bueno creo que con Mujer Sumisa ya tenemos terminado como debe ser el arte del tríptico para el Rincón del Macho. Pero como ha sido un esfuerzo impresionante por parte de ella quiero mostrarles todas las ideas que ella ha ido teniendo, desde el principio hasta el diseño final. Debo reconocer que ha sido un verdadero un placer trabajar con una hembra tan creativa y que sigue tan bien las indicaciones de este Macho. El diseño elegido está al final del post pero tómense el tiempo de revisar los demás diseños.

El primer trabajo que propuso era el siguiente:

Es un trabajo muy creativo, personalmente me gusta que la sumisa esté feliz en la mesa ofreciéndose a su macho, cosa que queda aún mas clara en el texto que forma parte del diseño. Lo encontré un poco muy florido y decidimos ver otras propuestas.

El segundo diseño fue el siguiente:

En este la simetría de la posición de la sumisa me pareció muy logrado y el uso del color negro me gustó mucho. Pero queríamos ver otras propuestas y nuestra Mujer sumisa diseñó el siguiente modelo.

Lo bueno de este diseño es que se veía muy bien la posición de sumisión de la hembra, además que mostraba que muy probablemente sería castigada. Aun no satisfecho completamente con estas propuestas enviamos algunas fotos de mi colección personal y mujer sumisa las utilizó para realizar los siguientes diseños:

En la primera de la serie siempre me pareció que la sumisa no se veía bien, la ultima me pareció muy buena. Pero queríamos seguir trabajando con el color negro y con un diseño algo más conservador  así que Mujer sumisa nos propuso este diseño:

Casi casi el diseño final, pero faltaba un macho en la ecuación o sugerirlo de alguna manera por lo que llegamos al diseño final que podemos ver a continuación:

Y el interior siguiendo el mismo tono sería el siguiente:

Espero comentarios sobre el diseño y me gustaría contar con ayuda para el contenido a los que estén interesados escríbanme a darthmerv@gmail.com

15/1/2013

Respondiendo a una Españolita Anónima


Bueno realmente no sé si se deba responder a alguien que se esconde tras el anonimato, pero creo que en este caso es importante que lo haga. Comentario de españolita anónima. Por otro lado quiero que quede claro que este post no tiene nada, pero nada, en contra de los amigos nacidos en la hermosa España.

Empecemos por el principio, independientemente si eres española, sudamericana, cubana, china, zulú o de la Papuasia eres hembra de la especie humana es no puedes negarlo y como tal tu cerebro femenino es distinto al cerebro del macho de la especie (puedes verificar en WebMD, Brain fitness for life, Psychology Today, Live Science y Usa el puto google ojalá tu cultura abarque la lengua de Shakespeare). Y si estamos de acuerdo en que nuestros cerebros son diferentes, también son diferentes las maneras de las que nos comportamos, como enfrentamos los problemas, como vemos la vida y, muy importante, que roles estamos mejor preparados a asumir. Una hembra se preocupa más por los demás, maneja mejor el lenguaje, es mucho más observadora de los detalles y generalmente tiene tendencia a buscar soluciones consensuadas.  Al manejar los dos hemisferios de su cerebro a la vez durante una conversación la hembra logra siempre dejar que sus emociones fluyas, siempre está en contacto con sus sentimientos, y es por eso que sin querer puede empezar a llorar, sobre todo cuando no está logrando su objetivo en la conversación. Un macho es más lógico (tenemos más materia gris y sólo funciona uno de nuestros hemisferios a la vez lo que nos permite concentrarnos en el problema más fácilmente), busca solucionar los problemas enfrentándolos y generalmente peleándose, separamos mucho los sentimientos de nuestra parte lógica y generalmente no buscamos ayuda.

Sólo para dejar un punto meridianamente claro. Llamarnos sudacas es racismo, y del malo, somos sudamericanos, o americanos del sur. Tengo muy buenos amigos nacidos en España y admiro genuinamente a muchos españoles. Pero para tu información por estos lados del planeta también hay muchas mujeres educadas y muy cultas.

Ahora en algo que si estamos de acuerdo es que servir en el hogar, cuidar a los hijos, servir al marido y en general mantener a la sociedad funcionando corresponde a hembras. Que dicho sea de paso de débil no tienen nada. Me molesta un poco cuando hablas de Raza porque la última vez que verifiqué éramos todos de la raza humana (Raza humana). Sobre el incorporar cultura a los hijos por las madres creo que más que cultura las mujeres pueden educar a los hijos con los valores que corresponden a cada uno de los sexos, la cultura puede perfectamente estar en manos de profesores y tutores especializados.

Sobre las degeneraciones, donde no entiendo por qué te recuerdo a los judíos, para mí sólo corresponde a la pareja decidir qué es y qué no es degenerado, cada cual verá cómo se rasca y que aberraciones les gustan y cuáles no. Es implica que si en una pareja el castigo que la hembra recibe por una falta es, digamos, 20 buenos correazos y en otra solo son 10 o no se dan correazos no significa a mi entender que unos sean más aberrantes que otros. Lo que si me importa es que una falta debe ser castigada es parte del proceso de aprendizaje.

Sobre la moral y la austeridad de antes, me gustaría que definieras a que “antes” nos referimos, a la austeridad y moral de Roma antigua, de Grecia o tal vez de la época de los Borgia. Siempre han existido morales dudosas y austeridades simuladas, en toda la historia de la humanidad. Lo que sí debemos rescatar es que el lugar de la hembra era su hogar, agregándole tal vez que ese era su reino y que últimamente por tratar de competir con el macho hasta ese reino ha perdido. No entraré en la discusión sobre la España Franquista, es realmente demasiado compleja y nos podría llevar a derroteros nada agradables.

Por último si bien no pertenezco a la comunidad gay, ni profeso gran admiración por Marx ni por Lenin, reconoceremos que cada cual puede hacer con su culo y su cabeza lo que mejor le plazca.

En tu comentario noto mucho odio y creo, profundamente, que el Machismo no es odio, ni es violencia, ni tampoco es una brutal dictadura de los machos sobre las hembras. Creo en un Machismo donde cada cual asume el rol que le corresponde, donde los machos cuidan su hogar, su familia y su hembra. Creo en un Machismo donde las hembras no se pasan todo el día frustradas peleándose por realizar labores que no les corresponden. Y donde los hijos crecen en un hogar donde cada cual sabe lo que debe hacer.

Y para terminar. Reitero que las mujeres lloran en medio de una discusión, y este macho que ha recorrido un poco el mundo, ha visto llorar francesas, cubanas, peruanas, chilenas, gringas y hasta españolas.